Walther GSP

Nuestra review de una de las pistolas deportivas más míticas de la Historia: La Walther GSP.

La Walther GSP Expert SB de uno de los tiradores del Club 555

La que es seguramente la pistola de tiro olímpico más vendida de la historia, la Walther GSP (1969) deriva de su inmediata antecesora, la Walther OSP, que el fabricante alemán empezó a distribuir en 1961, probablemente basándose en antiguos diseños inspirados en la mítica Mauser C96. Aunque inicialmente camerada en 22 corto y pensada para la modalidad de Pistola Velocidad, la Walther GSP presentaba importantes novedades que aún hoy son valoradas entre sus muchos usuarios, como su diseño enteramente modular y que permite intercambiar el armazón, la empuñadora, el cañón o el disparador. Esta arquitectura le ha permitido a lo largo de las décadas utilizarse con agilidad en tres calibres distintos (.22, .22LR y .32WC) y con docenas de variables diferentes, entre las que podemos encontrar incluso conversiones a carabina.

Walther GSP con kit de conversión a carabina y óptica

Actualmente, la versión en producción es la llamada Walther GSP Expert, una sofisticación del arma original que mejora sobretodo su precisión. El cañón ha sido extendido hasta los 115 mm (desde los 85 mm originales) y revestido de polímero para absorber vibraciones originadas en la salida de proyectil. En sustitución de los antiguos orificios al extremo del mismo, en el modelo Expert se le ha añadido un contrapeso en aluminio anodizado que aloja dos pasadores metálicos móviles, cuyo peso individual es de 17 gramos. Ambos están fijados a sendos muelles, de modo que sirven como absorción del retroceso del conjunto del arma. El mecanismo de cierre se ha recubierto de nitrocarbonado para reducir aún más la resistencia a la fricción. También se ha mejorado enormemente la cacha, fabricada ahora en un contrachapado de nogal específico para la reducción de peso, y modelada de manera más ergonómica, además de acabada en un granulado rugoso que mejora el agarre. Está disponible en talla S, M y L para usuarios diestros, y en una talla M única para tiradores zurdos.

En la mano, la Walther GSP Expert destaca por varias cosas: En primer lugar, sin ser una pistola ligera (1200 gramos) la posición de cargador central le proporciona un equilibrio perfectamente balanceado, al que probablemente también ayuda su considerable longitud (295 mm). Dicha longitud es la causante de otro de sus factores más distintivos: Para poder cumplir la normativa de la ISSF, el ángulo de sujeción es más cerrado que en otros modelos de tiro deportivo, asemejándose más a la empuñadora de una pistola de dotación. Asimismo, también favorece la distancia entre miras (220 mm), que se alarga hasta el tope fijado por la misma ISSF. El resultado es que, si bien tal vez al principio puede costar un poco más tomar las miras, cuando se desarrolla la rutina de hacerlo estamos ante un arma extraordinariamente precisa. Su distintivo contrapeso frontal distribuye el peso de forma remarcable hacia adelante en la extensión del brazo en una aproximación inicial, pero en consecuencia, su comportamiento en las rondas de rapidez es tremendamente estable.

Empuñando una Walther GSP Expert SB

Sin embargo, probablemente donde más se diferencia de sus competidoras es en su simpleza, durabilidad, y sobretodo fiabilidad extrema. Con el modelo probado en particular, sólo se ha registrado una interrupción en miles de disparos efectuados, de casi media docena de municiones diferentes. Lejos de ser un caso aislado, testimonios similares pueden recogerse habitualmente de los usuarios de la GSP, que abundan en las galerías de tiro, desde el modelo Expert hasta armas con décadas de antigüedad.

Asimismo, el mantenimiento del arma es sencillo, y basta una llave allen para desmontarla casi por completo. Con dicha llave se separa el módulo del extremo del cañón y el contrapeso, y un resorte integrado en el armazón permite desbloquear la corredera. Tras eso, el mecanismo disparador se puede extraer por simple presión, y es enteramente regulable tan sólo con una llave allen de precisión (Ver nuestro artículo para ello)

Una simple escobilla y un bote de aceite lubricante permiten entonces mantenerla con todas las garantías.

Desmontaje básico para limpieza y mantenimiento de la GSP Expert

En conclusión, la Walther GSP, ahora en su variante Expert, es un arma que continúa, incluso sesenta años después de su concepción, figurando entre las mejores de su categoría. Buena prueba de ello es que incluso habiendo puesto a la venta un modelo mucho más sofisticado, la SSP (con nuevas prestaciones como un gatillo electrónico recargable por puerto mini USB), Walther mantiene la GSP como uno de sus buques insignia.

La Walther GSP Expert, en portada de la web oficial de Walther